Cómo fue mi primera entrega de Uber Eats

Era un sábado de tarde, cuando el tráfico en Guayaquil baja su intensidad, al contrario del Sol, que dominaba toda la ciudad. Apenas tres días después de que Uber Eats empezó sus operaciones en Ecuador, decidí sumarme a la experiencia pero no como cliente sino como repartidor.

Ecuador es el décimo país de la región al que llega este servicio de Uber y es la nación en la que más ha crecido esta compañía, también a nivel regional, con su servicio de transporte de pasajeros puerta a puerta.

Socios repartidores se denomina a quienes nos animamos a realizar la función de llevar pedidos de comida desde el restaurante, bar o cafetería, hasta donde se encuentra el cliente.

El proceso es sencillo y eso ayuda a quienes, como en mi caso, nunca hemos sido repartidores (al menos de comida).

  • Descargar la aplicación de Uber para conductores
  • Llenar los datos y enviar la documentación (que Uber aprobará)
  • En la aplicación, habilitar la opción Disponible
  • Esperar que aparezca un pedido y tomarlo
  • Ir al lugar de partida y mostrar en el local los datos del pedido
  • Pedalear -en mi caso- respetando las normas de tránsito locales
  • Entregar el pedido con la amabilidad, prontitud y profesionalismo que me gustaría se aplique conmigo si fuera el cliente

Los nervios de la primera entrega están presentes y tal vez por eso llegué en aproximadamente dos minutos a la heladería que está cerca de mi casa (1,2 kilómetros), en un trayecto que puede demorarme cinco minutos. Una de las ventajas de las aplicaciones con geolocalización -como Uber- es que nos ubican pedidos cercanos a donde nos encontremos.

Al llegar al lugar debes identificarte como repartidor de Uber, algo que hice, pero lo que no realicé fue preguntar si el pedido ya estaba cancelado o debía cobrar algo. En realidad, uno no toca dinero en ningún momento, porque el pago se hace con tarjeta de crédito (sin monto mínimo). Sin embargo, el local opta por enviar una factura física junto al pedido.

Luego, gracias a la ventaja de que las calles estaban prácticamente libres de vehículos a esa hora, llegué en diez minutos al destino. Un trayecto que normalmente necesitaría hasta 15 minutos. El tiempo establecido para entregar el producto es de media hora.

Este pedido se entregaría dentro de una urbanización, así que llamé a la clienta para preguntarle dónde la encontraría y al hacerlo entregué su encargo con la amabilidad que me gustaría recibir e informando que dentro encontraría su factura. “¿Todo bien?”, pregunté. “Me retiro, muchas gracias”, respondí ante su respuesta afirmativa.

El zangoloteo del viaje hizo que la funda del pedido se manche un poco con los helados. Así que una de las cosas importantes que aprendí es ajustar bien el producto para que llegue en las mejores condiciones posibles, tomando en cuenta que es comida. Una alternativa que Uber ofrece para sus repartidores es una especie de mochila.

Mochila Uber
Tipo de mochila que entrega Uber para sus repartidores (Tomado del Facebook de Uber Santiago).

En el caso de Guayaquil, esta mochila cuesta 25 dólares, los cuales se descontarán semanalmente ($ 5) de tus ganancias. Se la puede retirar en las oficinas de Uber en el quinto piso del hotel Courtyard by Marriott (avenida Francisco de Orellana) y ahí también se brindan las charlas informativas de lunes a viernes a las 11:30 y 15:00 (duran 45 minutos).

Mi primera ganancia fue de $ 1,40, valor que se acreditará a la cuenta que registres. Pero más que el dinero que se pueda ganar, me gustó la posibilidad de hacer algo diferente, que te hace sentir útil, y sobre todo en un vehículo como la bicicleta que contribuye al medio ambiente.

De retorno, satisfecho por la experiencia, escuché a una cuadra de mi casa el sonido de alerta que emite la aplicación cuando hay un nuevo pedido. Intenté rápidamente tomarlo, pero no alcancé. Será para la próxima. Mientras, una primera vez bastó para demostrarme que pedaleando también podemos aportar no solo a la economía personal sino al desarrollo tecnológico en la ciudad.

(Actualizado el 12 de septiembre de 2018)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s