‘Con tu bicicleta no puedes ingresar aquí’

William Guzmán nos cuenta la experiencia que tuvo cuando intentó ingresar con su vehículo a un local de encomiendas y analiza la visión que relaciona la bicicleta con pobreza. ¿Se cumple en Ecuador con la normativa legal que existe la implementación de parqueos para nuestros vehículos ecológicos?

Por William Guzmán *
Email: weguzz11@gmail.com

“En los bancos y casas de comercio de este mundo a nadie le importa un pito que alguien entre con un repollo bajo el brazo, o con un tucán, o soltando de la boca como un piolincito las canciones que me enseñó mi madre, o llevando de la mano un chimpancé con tricota a rayas. Pero apenas una persona entra con una bicicleta se produce un revuelo excesivo, y el vehículo es expulsado con violencia a la calle mientras su propietario recibe admoniciones vehementes de los empleados de la casa”.

Esto es un fragmento del cuento Introdurre Biciclette escrito por Julio Cortázar
por 1962 en el libro Historias de Cronopios y Famas, pero que en Guayaquil al parecer sigue vigente.

Hace unas semanas tenía que enviar un paquete al interior del país. Escogí una reconocida empresa privada de mensajería cuyo nombre no cabe citar porque en cualquier caso -lastimosamente- sea cual sea la empresa hubieran hecho lo mismo. Empaqué el bulto y lo subí a la “poderosa” (nombre dado a mi bicicleta blanca) ambos fuimos hasta la sucursal de esta empresa. Observé que para variar no había parqueo para la bicicleta y como el local era espacioso y estaba vacío en ese momento, ingresé con el vehículo.

El funcionario que me vio al ingresar, frunció el rostro y sin contemplaciones nos invitó gentilmente a retirarnos, uno de los dos no podía entrar en el lugar. Salimos avergonzados y le pedí disculpas por tenerla que dejarla sola y amarrada junto a una famélica palmera.

No me explico como un vehículo que no contamina, no bota pelos, ni muerde, ni hace sus necesidades en público,  no puede ingresar a establecimientos públicos o privados; tampoco -en buena parte de la ciudad- hay muchos parqueos dónde escoger.

Es una acción tácita, porque dudo que exista ley, ordenanza o reglamento que exprese por escrito semejante prohibición, más bien creo que es un pensamiento arcaico heredado generación tras generación, en el que se piensa que el que monte una bicicleta es un tipo caído en desgracia económica y el que conduzca un vehículo motorizado está en diferente estatus social.

El periodista y activista político Carlos Vera en su cuenta de Twitter lo dijo de la siguiente manera: “los pobres andan a caballo o en bicicleta en este país…” Y de estos ejemplos debe haber cientos de casos no registrados en desmedro del ecológico vehículo.

Pero los ciclistas no somos dados a dejarnos vencer. Cuando las cosas se ponen cuesta arriba, sabemos que la solución es meter plato chico y rache grande (utilizar sistema mecánico de cambio de velocidades) y seguir pedaleando; que el cambio de mentalidad se dará pronto y que todos ganaremos, ciclistas, dueños de negocios, peatones y sobre todo la ciudad, que será un poco más humana.

Normativa legal

Ley Orgánica de Tránsito, Transporte Terrestre y Seguridad Vial

Artículo 63.- Los terminales terrestres, estaciones de bus o similares, paraderos de transporte en general, áreas de parqueo en aeropuertos, puertos, mercados, plazas, parques, centros educativos de todo nivel y en los de los de las instituciones públicas en general, dispondrán de un espacio y estructura para el parqueo, accesibilidad y conectividad de bicicletas, con las seguridades mínimas para su conservación y mantenimiento.

Los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GADs) exigirán como requisito obligatorio para otorgar permisos de construcción o remodelación, un lugar destinado para el estacionamiento de las bicicletas en el lugar más próximo a la entrada principal, en número suficiente y con bases metálicas para que puedan ser aseguradas con cadenas, en todo nuevo proyecto de edificación de edificios de uso público.

Reglamento a la Ley

Artículo 105.- Los GADs deberán exigir en proyectos de edificaciones y áreas de acceso público, zonas exteriores destinadas para circulación y parqueo de bicicletas, dando la correspondiente facilidad a las personas que utilizan este tipo de transportación en viajes pendulares.

Artículo 106.- Los GADs deberán exigir a las entidades públicas que cuenten con áreas de estacionamientos para bicicletas y áreas de aseo para sus usuarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s