Marina Moscoso y Claudio Olivares (derecha) encabezaron el taller (foto: Juan Pablo Pérez T.).

Guayaquil estructura su red de ciclovías

La Autoridad de Tránsito Municipal organiza con la asesoría del BID y organizaciones como Despacio actividades para recoger puntos de vista e instruir a los implicados en el ‘pedaleo guayaco’, sobre cómo implementar ciclovías. También se trabaja en el sistema público de bicicletas.

La motivación y cordialidad fueron la tónica durante dos días. Los pasados 8 y 9 de noviembre tuve la oportunidad de participar en el taller gratuito de actores clave para la implementación de ciclovías y un sistema público de bicicletas en Guayaquil.

El salón Rafael Rivas de la Facultad de Arquitectura y Diseño de la Universidad Católica Santiago de Guayaquil fue el lugar donde los integrantes del centro de investigación Despacio nos compartieron sus conocimientos.

Tuvimos el honor de contar con la brasileña Marina Moscoso y el chileno Claudio Olivares. Ella, la directora de proyectos en Despacio y él un experto en ciclismo. Usar la bici no es solo moral (‘me bajo del auto para subir a ella por salvar el planeta’) sino que hay otros beneficios de tiempo y económicos para la ciudad y el usuario, fue uno de sus primeros mensajes en la charla que él nos ofreció.

Dirigentes de colectivos ciclistas, empleados de la Autoridad de Tránsito Municipal (ATM) y del Municipio de Guayaquil, compartimos criterios e ideas en esta sala, donde sus paredes fueron el espacio de trabajo para expresar nuestros sueños: qué queremos para la ciudad a nivel de ciclismo.

Aspectos positivos y negativos del transporte

Aspectos positivos y negativos del auto, transporte público y transporte activo (foto: Juan Pablo Pérez T.).
Aspectos positivos y negativos del auto, transporte público y transporte activo (foto: Juan Pablo Pérez T.).

El primer ejercicio grupal fue aplicar sustantivos a los tres tipos de transporte: automóvil, transporte público y transporte activo (peatones y ciclistas).

Para el automóvil, las principales beneficios que se encontraron fue la rapidez en trayectos largos, que sirve para transportar a una familia entera al mismo tiempo, comodidad (radio y aire acondicionado) y seguridad (a menos que nos asalten en un semáforo).

Sin embargo, la contaminación y el tráfico, así como el aislamiento, fueron los principales aspectos negativos que encontramos.

El transporte público tiene diferente naturaleza: económico, rápido, transporta más personas ocupando menos espacio que el auto; pero a su vez puede ser inseguro, también contamina y puede tener un servicio poco eficiente.

¿El transporte activo? Ecológico, económico, sociable. Pero se enfrenta a la inseguridad no solo por la delincuencia sino por posibles atropellamientos y la vulnerabilidad de la vía y las condiciones climáticas.

¿Cuál fue el objetivo del beneficio? Mostrarnos que no se busca una solución radical de imponer un medio al otro sino tener claros los beneficios que nos da cada uno y cómo podemos aprovecharlos mejor.

Como comentó Claudio, debemos ser concretos al venderle al ciudadano el transporte activo: es económico, rápido y conveniente. Él deberá descubrir los otros beneficios que puede obtener, como mejor estado de salud.

Situación actual

En el cuadro superior izquierdo ubicamos las actuales deficiencias y a la derecha los pocos aspectos positivos, entre ellos la Ley de Tránsito y su reglamento (foto: Juan Pablo Pérez T.).
En el cuadro superior izquierdo ubicamos las actuales deficiencias y a la derecha los pocos aspectos positivos, entre ellos la Ley de Tránsito y su reglamento (foto: Juan Pablo Pérez T.).

La mayoría coincidió en decir que la infraestructura actual para pedaelar es -casi- nula (aunque luego Claudio nos recordará que lo ideal es tener conductores educados para que sea seguro andar en bici y no se necesiten ciclovías).

En otro ejercicio señalamos los pocos carriles para bicicleta en la ciudad (avenida del Bombero y puentes de la Unidad Nacional y sobre el río Babahoyo por ejemplo) pero incluso estos son aislados.

Entonces la necesidad de que las ciclovías que se implementen formen parte de una red que unan puntos efectivos, como los de concurrencia masiva (centros comerciales, instituciones públicas y unidades educativas).

Nuestros sueños

Plasmen los sueños que tengan, nos dijo Marina. Y nos repartió papelitos naranjas que pegamos en un pliego de papel con cuatro aspectos: infraestructura, participación, operación, y normas y regulación.

Ciclovías con paisajismo y señalética con materiales reciclables, que tengan contadores para ofrecer datos en vivo; aplicaciones para conocer las rutas ideales; organización barrial para ciclopaseos y eventos; parqueos para bici; ordenanzas; sanciones y multas para quienes no respeten los carriles bici. Las sugerencias fueron variadas.

Claudio Olivares junto al mapa de Guayaquil explicando los conceptos para implementar ciclovías que unan puntos de interés (foto: Juan Pablo Pérez T.).

Cómo implementar una bici senda

Imaginen que vamos a modificar una vía como las avenidas Machala o Quito (centro), que tienen seis o siete carriles solo para automóviles, fue uno de los ejercicios que nos planteó Claudio.

Utilizando la página www.streetmix.net nos invitó a hacer el ejercicio.

Estas dos vías cruzan partes del norte, centro y sur de la ciudad, con infinidad de automóviles a diario. Se observa a peatones acelerando el paso y cruzando muchas veces con temor ante los vehículos que circulan a una velocidad superior a los 50 kilómetros por hora establecidos para la urbe.

¿Qué pasa si quitamos uno o dos carriles y se los damos a las bicis?, preguntó Claudio. Pues nada malo, respondió. Es decir, no habrá más congestión ni se perjudicará mayormente el tránsito vehículo; al contrario, habrá posibilidad de que se transporten más personas, tomando en cuenta que -según cálculos de Despacio- en una hora se pueden movilizar en bici 14.000 personas en carriles de un solo sentido, mientras el auto logra 5.000 o menos. Recordemos que casi siempre una sola persona va por vehículo.

Distribución sugerida de una vía, que hace Streetmix

Pero este cambio de mentalidad toma su tiempo, años tal vez. Lo importante es iniciar, darle seguimiento, educar a los ciudadanos, y así se lograrán objetivos, resaltó.

Metas y objetivos

Modelo de metas que se pueden establecer (foto: Juan Pablo Pérez T.)

Entonces debemos establecernos metas concretas, realizables, que en un corto plazo puedan parecer pocas pero al largo resultarán muy efectivas, añadió Claudio.

Por ejemplo, que en 2019 haya una línea base de información, que para 2025 pueda convertirse en un observatorio de la bici; que si actualmente pedalean el 0,5 %, en uno o dos años suba al 1 % (parece poco pero estaríamos duplicando); iniciar con un documento de recomendaciones, que se transforme en un manual de diseño de transporte creativo.

En este sentido fue muy útil que Despacio nos compartiera la Guía de ciclo infraestructura que elaboró en 2015 para ciudades de Colombia.

Aquí sus principales consejos:

La columna de la derecha es el nivel prioritario pero en ciudades como Guayaquil actualmente se ha invertido el orden. Es lo que debemos cambiar.
Guía para el tipo de ciclovías que se pueden implementar.
Para tener una idea de qué tipo de ciclovías implementar, a la izquierda vemos los tipos de calles con menos tránsito, que pueden servir para socializar; al contrario de las grandes avenidas, que pueden tener vías segregadas o compartidas.
Puntos básicos que deben tener las ciclovías para garantizar su eficiencia.
Lo ideal es que los ciudadanos tengan una red de transporte conectado que les permita llegar de un punto a otro utilizando, si así lo desean, varios tipos de vehículos.
Medidas a tomar en cuenta para construir ciclovías. En la guía se encuentran variados tipos de bici sendas.

Como vemos es una guía efectiva y completa. Nos servirá mucho para conocer hacia dónde debemos encaminar la vialidad en nuestra ciudad, lo que significará un mejor estado medio ambiental, de salud y sociable para todos sus habitantes.

Y seguir pedaleando firmes para algún día conseguir ese estatus de ciudad y países seguros que no necesiten ciclovías para garantizar la seguridad de quienes escogemos este medio de transporte sino conductores educados y respetuosos con los demás.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s